Dureza del Agua 

La dureza del agua en Chile es una de las más alta del mundo, desde la región metropolitana hacia el Norte, los valores de algunas localidades alcanzan los 900 ppm de carbonato de calcio.  

 

La OMS a indicado estos rangos de dureza del agua: agua blanda 60 ppm - agua levemente dura 60 a 120 ppm - agua dura 120 a 180 ppm  y agua extremadamente dura sobre 180 ppm. Por lo que es concluyente que el agua en la mayoría de los lugares en Chile es muy dura ya que supera hasta tres veces el valor máximo de 180 ppm.

Al tener agua con este nivel de dureza se provoca en todo el sistema de cañerías una capa calcárea o costra que impide el correcto desplazamiento del agua, además de aumentar el uso de energía de los sistemas térmicos como calefon. por sobre un 10% de consumo de gas y/o electricidad.

 

El agua es dura porque contiene muchas sales que son de la naturaleza. La principal sal que provoca el sarro es el carbonato de calcio, la cual entre mas concentrada se encuentre en partes por millón (ppm) mas alta es la probabilidad de que se incruste en el circuito de cañerías. Por ejemplo, sólo es necesario 1 milímetro de incrustación en un sistema térmico, como el calefón, para reducir la transferencia de calor, lo cual aumenta el consumo de gas y con bajo rendimiento de agua caliente, es decir se gasta más y se obtiene un agua más tibia.

Debido a la sequía, el nivel de concentración de carbonato de calcio en el agua ha aumentado considerablemente en el país, por lo que todas las instalaciones sanitarias sufrirán más incrustaciones o sarro y por ende mas problemas de mantenimiento, reemplazo de cañerías, accesorios, calefón, calderas, calentadores y una mala calidad de servicio de suministro de agua tanto fría como caliente.

Por lo anteriormente expuesto, lo que se debe hacer en el sistema de agua es eliminar las incrustaciones ya existentes debido a los problemas de mantención y calidad de servicio, como también la prevención para impedir que siga aumentando las incrustaciones y/o protegiendo instalaciones nuevas de calefón y cañerías.

Toda inversión económica en el control de la incrustación es rápidamente recuperada, ya que las aguas duras seguirán aumentado  y también el fenómeno de las incrustaciones es irreversible.

Es por ello de que lo invitamos a revisar nuestra tecnología a fin de que pueda disponer de equipos de alta tecnología y resultados garantizados, libre de sales, ecológico, fácil de instalación y libre de  mantención en el tiempo.

Estos valores han aumentado en algunos sectores un 60% los últimos 3 años